El futuro y la valla.


Publicado en Levante-EMV 12/07/14

En 2012 se aprobó la reforma laboral del PP y sólo un año después 691.700 personas se sumaron al paro, 850.500 puestos de trabajo se destruyeron, según la Encuesta de Población Activa (EPA).

Tal como reflejan los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), más de medio millón de inmigrantes han abandonado nuestro país durante los últimos dos años. En un periodo más corto, solo en el último año, más de 80.000 españoles, en su mayoría jóvenes muy preparados, han abandonado sus amistades, sus familias, sus casas, su país y se han embarcado en una aventura en busca de un futuro mejor, como hasta hace bien poco hacían los cientos de miles de inmigrantes que aquí llegaron. Son jóvenes, son españoles en los que España ha invertido una nada desdeñable cantidad de dinero en su educación y formación y que ahora competirán directamente contra los intereses económicos del país que les ha formado y educado a tan alto coste, mejorando la productividad y competitividad de sus países de destino.

Pero siempre hay quien aprovecha el mal de otros en beneficio propio. Hay quienes ven en estos terribles datos una cosa buena y así lo publicitan. Los últimos datos de paro han mejorado notablemente pero no porque haya más gente trabajando (no ser percibe un aumento de los inscritos como cotizantes a la Seguridad Social), sino porque todas los que han marchado han dejado de contar a efectos estadísticos como demandantes de empleo y además también dejan de contar como población activa en edad de trabajar.

Sí, es cierto que los datos del mes de junio reflejan una mejoría en la contratación pero también es cierto que los contratos firmados son, en su inmensa mayoría, contratos temporales, contratos a tiempo parcial y con salarios tan ínfimos que no permiten salir a los trabajadores de la situación de pobreza en que se encuentran. Ni tan siquiera trabajando. Un tercio de los niños españoles tienen deficiencias nutricionales y hay padres que pasan hambre para poder alimentar a sus hijos. Es lamentable ser pobre por no tener trabajo, pero es más terrible ser pobre trabajando.

Mientras tanto el ministro del interior sigue empeñado en levantar vallas cada vez más altas, más inexpugnables que impidan la entrada de seres humanos que intentan mejorar sus vidas y las de sus familias buscando un mejor futuro en nuestro país. Cómo estarán en sus países de origen quienes arriesgan sus vidas por venir a España porque consideran que es "un lugar mejor".

Al paso que vamos, en pocos años ya podremos pelearnos españoles contra españoles por trabajos de mierda, por salarios de mierda y por condiciones y derechos de trabajo rayanos a la esclavitud. La mierda será nuestra y solo nuestra. Nadie vendrá a quitársela a nuestros hijos. En nada, los servicios sanitarios serán solo para españoles, con urgencias saturadas, con camillas en los pasillos, cargados de copagos y repagos, eso sí, pero sólo para españoles. Y en los colegios e institutos públicos, sin becas ni ayudas de ningún tipo, sólo estudiarán españoles. Las pensiones serán solo para españoles, pagadas sólo por españoles pero como la población estará tan envejecida, los españoles que paguen y coticen cada vez serán menos y los españoles que cobren cada vez serán más. Cobraremos menos pero, eso sí, sólo los españoles.

Puede que no en muchos años, seremos nosotros los que vayamos a quitarles esos trabajos de mierda con salarios de mierda a nuestros vecinos del norte y, quien sabe si algún día, a nuestros vecinos del Sur.

Entonces, tal vez, seguiremos haciendo más y más altas nuestras vallas fronterizas. Seguiremos cubriéndolas de hirientes concertinas. Dos, tres o más filas de alambre retorcido, espinoso y cortante, pero no para impedir las avalanchas de inmigrantes deseosos de entrar sino que cambiando la utilidad inicial para la que fueron concebidas, nos servirán para impedir a nuestros emigrantes, españoles, salir.

El tan temido "Efecto llamada" que muchos agoreros han proclamado a todos los vientos y con el que nos han asustado desde los medios de comunicación, ha dado paso al no menos temido "efecto huida" y es que cada vez son más los inmigrantes que quieren volver a sus países de origen y también son más los ciudadanos españoles que se ven obligados a marchar para tener un futuro mejor. Para tener un futuro.

el futuro y la valla

Si os portáis bien, tendréis otro moscoso.


moscoso montoro

La pasada semana, en plena vorágine Magdalenera (fiestas fundacionales de Castellón) se pudo leer en prensa que el ministro Montoro va a devolvernos el segundo de los 3 días que nos quitó. Tal vez la proximidad de las elecciones europeas tenga algo que ver, aunque no creo (no seamos malpensados).

Al ministro, esta decisión le sale gratis, no le cuesta un duro y no deja de ser propaganda política de cara al siguiente o a los siguientes procesos electorales.

Pero me gustaría recordarle que todavía tiene que devolverme:

La paga extraordinaria de navidad de 2012.

Mi salario congelado desde que lo conozco.

Dos de los 3 moscosos que me quitó.

Todos los canosos.

Los días de vacaciones.

El cobro integro del sueldo por baja por enfermedad y que ahora me cuesta dinero.

Reposición de personal por jubilación. La plantilla se ha visto reducida sensiblemente y soportamos la consiguiente carga de trabajo.

Que nos dejó sin promoción y sin carrera profesional.

Que se cargó la negociación colectiva y ha pasado la laminadora por encima de toda la representación sindical.

Que nos trata a los empleados y empleadas públicas como si fuésemos gilipollas.

Lo bueno es que si conseguimos encadenar siete, ocho, nueve o una docena de elecciones, referéndum o similares procesos democráticos tal vez recuperemos todo lo perdido, doblamos las vacaciones y nos aprueban la paga extraordinaria por beneficios.

Cuidado con oferta descuento 10% de Iberdrola


Por si puede ser de utilidad a alguien.

Ayer por la tarde se plantó en mi casa una señorita, comercial de Iberdrola, con todas las credenciales, impresos, clientes, etc. que acreditaban que, efectivamente, pertenecía a esa compañía.Para demostrar que era de dicha compañía llamó por teléfono a la oficina y realmente la señorita que contestó tenía todos mis datos, contrato, etc.

iberdrola

En realidad se trataba de una comercial de "Iberdrola Generación SAU" que no es lo mismo que mi proveedor de electricidad actual, "Iberdrola Comercialización de Último Recurso, SAU". Aunque parezca que no tiene importancia veréis después de leer el texto que acompaña que sí que la tiene.

Me ofrecía un descuento de un 10% durante 12 meses en el término de potencia. Una verdadera oferta aunque después de mirar la factura me percaté que no era tanto ya que en una factura de una vivienda con 3.3 KW contratados representa unos 6 €, por lo que el descuento es de 0,6 € aproximadamente.

Como yo desconocía el importe real de esa cantidad, le pregunté dónde estaba el truco porque me parecía extraño que una compañía te haga descuento y menos enviando un comercial a tu casa (con el coste que eso supone). Me dijo que no había truco, que tampoco tenía permanencia, que el recibo ahora sería mensual y que mi contador ya daba la lectura real (no se a que santo me cuenta todo esto).

Pregunté de nuevo si tenía algún tipo de permanencia y me dijo que no, que únicamente Iberdrola quería premiar a sus clientes con un descuento para que no se fuesen a la competencia.

Le pregunté también si eso suponía cambiar de compañía y me contestó que no, que yo seguiría en Iberdrola. Es evidente que amagó decirme que sí que se cambiaba de compañía aunque el nombre era el mismo. Se cambia de "Iberdrola Comercialización de Último Recurso, SAU" a "Iberdrola Generación SAU".

Me hizo firmar dos impresos (mientras estaba atendiendo al técnico de la caldera de gas que también estaba haciendo el mantenimiento, que casualidad) uno de ellos en blanco. Cuando le dije que cómo pretendía que firmase un impreso en blanco me dijo que lo rellenaría después. Le dije que bueno, que vale, pero que yo también se lo firmaría después. Entonces lo rellenó de mala gana y me lo dio a firmar.
En ese documento vi que algo raro había ya que era una petición de contrato con mi anterior proveedor (no decía quien era) y que a partir de ese día ya pasaría a Iberdrola Generación SAU.
Por supuesto ya comencé a mosquearme, pero no le prestaba la debida atención porque estaba liado con el técnico de la caldera, también.

Una vez todo ya firmado me dio copia de uno de los dos documentos, pero del que solicitas el fin de contrato con Iberdrola Ultimo Recurso, SAU, el que quería que firmara en blanco, de ese me dijo que no me podía dar copia. No obstante hice una foto con el móvil de dicho documento.

Esta tarde, mosqueado, he buscado por internet y he encontrado esta entrada en un blog  titulada Iberdrola me ha tangado en el que se explica lo mismo que yo estoy contando y además se muestran la imagen de dos facturas con el resultado del cambio.

El truco está en que te hacen un descuento de un 10% en una cantidad fija que, en el mejor de los casos, supondrá algo menos de un €uro y sin embargo te suben el precio del KW de la energía consumida. 

FACUA también ha denunciado estas ofertas engañosas que están llevando a cabo también otras compañías y e indica que p.ej. Iberdrola ofrece un descuento del 10% sobre el término de potencia fijado en la Tarifa de Ultimo Recurso durante el primer año, con la trampa de que su tarifa por la energía consumida es nada menos que un 19% más cara que la publicada en el BOE. Si el usuario pica, su recibo será un 13,8% más caro (10,67 euros mensuales) durante el primer año y un 16% (12,42 euros) a partir del segundo.

Esta misma tarde he llamado a la compañía para decirles que paralicen el cambio que firmé ayer y no me han puesto ningún problema. Señal de que a mucha gente que han engañado, ha llamado para anular el cambio propuesto.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 621 seguidores