¡¡¡Ve a por otro, que a mí me tienes seguro…!!!


 

Cuentan que en un pueblo cualquiera de nuestro país y momentos antes de que diera comienzo uno de los múltiples festejos taurinos que se celebran con motivo de las fiestas locales del mismo, el publico asistente se encontraba charlando animadamente fuera de las barreras, otros junto a las ventanas de los bares que dan a la plaza tomando una cervecita tranquilamente, otros en el centro de la arena hablando sobre cualquier tema; todos con la tranquilidad que da el saber que ninguno de los cohetes que indican el comienzo del festejo habían hecho explosión.

Pero, mira tu por donde, el encargado de abrir la puerta de los toriles y soltar al toro, esa tarde se había pasado unas 10 o 12 cervezas de la cantidad máxima recomendable y con la “tajá” que llevaba encima le pareció oír los tres chupinazos y, ni corto ni perezoso, abrió las puertas y soltó el toro sin previo aviso.

Evidentemente, el toro pilló a todos los asistentes con el “calzón bajao” y todo el mundo comenzó a huir despavoridos hacia la barrera más cercana.

En el centro de la plaza se encontraba, también, el cojo del pueblo que, dado que no habían sonado los cohetes, se había aventurado a salir a la misma con la seguridad de que el toro estaba todavía encerrado.

Entre toda la muchedumbre que corría despavorida, el toro fue a fijarse precisamente en el cojo. En cuanto lo vio se fue directo a por él.

El cojo corriendo tan rápido como le permitía su minusvalía le gritaba al toro:

¡VES A POR LOS OTROS, COJONES, QUE A MI ME TIENES SEGUROOO…!

Seguro que os estáis preguntando por la relación entre la imagen que encabeza este post y el chiste que que acabo de contar, pero si sustituimos: la plaza llena de gente por la población española, el toro por la Agencia Tributaria, el cojo por todos aquellos sujetos a una nómina y otros que tributan religiosamente a la caja común y los que corren despavoridos los sustituimos por la banca, los especuladores financieros, los defraudadores, los evasores fiscales, los que tienen sus “dineros” en los paraísos fiscales, los que facturan “sin IVA”…

Algo parecido a lo que decía Gustavo Vidal Manzanares  y que yo intenté reflejar en este otro post Sobre la economía sumergida y otras hierbas…

Hace unos días nos desayunábamos con estas noticias que a continuación os adjunto y que me hacen creer que puede que el toro haya hecho caso a los gritos desgarrados del cojo y al al parecer ha empezado a perseguir a los otros, a los que corren despavoridos.

Sólo espero que todo esto no se quede ahí, que vaya a más y que el que no paga que pague, que lo que ellos no pagan lo pagamos los “COJOS”.

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • Marian Omaña de la Puerta  On 17/02/2011 at 19:09

    Hola querido pato pa tu. ¡Ya era hora!. Si lo hacen bien y no solo se queda en buenas intenciones y no perdonan “pecados de los amiguetes”. Se podrian subir los sueldos y pensiones de los que cobran 600 ó 700 euros, los cuales, una vez pagados los recibos, se queda en casi nada y sin poder hacer frente a ningún imprevisto.
    Si a ésto se le añade la devolución (cosa que me extraña) de lo que nos han robado los Gürtel y se reintegra lo que hay en los paraisos fiscales, España se convierte en un pais rico.

    Y si, yo entre otros me considero uno de los “cojos” de tu simpático cuento. Asombradita me quedo de la cantidad que me restan de mi minúscula pensión.

    Un fuerte abrazo

  • antoñito  On 17/02/2011 at 19:43

    Perdona, Mackarra, pero teniendo a mi tita Luna por aquí, te dejo pa luego.
    LUNAAAAAAAAAAAAAAAAAA, te echo de menos. Mil besos.

    Ahora a lo que íbamos….. La moraleja ¿cual es? ¿Cojo por cojo y tos ciegos?
    Salud, compañero.

  • Octavio Traver  On 17/02/2011 at 19:55

    Cojo por cojo gegenta y cuatro

    Siento pasos, siento gente, siento quince y siento veinte

  • periclex  On 17/02/2011 at 20:23

    Hola pato pa tu.
    Efectivamente, parece que la Dirección de esa poco santa casa que es la AEAT, tiene alguna intención de no cebarse sólo con los asalariados y los pensionistas que se ponen algún hijo de más o que venden un piso para comprar otro o con los pensionistas y los empleados eventuales que tienen varios pagadores, para comenzar a hacerlo con los que más defraudan de cotidiano y a media escala (los que se encuentran a gran escala son casi inalcanzables y sus cuentas de lo más prescribibles, salvo chivatazos de sus compadres de clase que se la quieran jugar), como son ciertos autónomos y profesionales varios.

    De todos modos, por lo visto hasta ahora, pretenden hacerlo a coste no sólo cero, sino incluso a coste menor de lo que hasta ahora se utilizaba, esto es, menores recursos para abarcar más. Así, los famosos “inspectores fiscales” que van a salir a la calle son quienes ya lo hacían, los Técnicos y los Agentes Tributarios, mientras que los del Cuerpo Superior piensan seguir a lo suyo, esto es, diciendo lo que tienen que hacer los demás, bien calentitos en sus despachos, aumentando los objetivos a alcanzar y engordando las estadísticas y llevándose más dinero en concepto de productividad, mientras son otros quienes les hacen el trabajo, sin recibir por ello ningún o poco incentivo.

    Porque por no tener, no tienen ni presupuesto para pagar las horas extraordinarias que sería necesario abonar para las visitas que se realicen fuera de horario.

    A mi modo de ver, mientras que esta élite del Cuerpo Superior de Inspectores sigan en la dinámica en la que se encuentran, dudo mucho que la persecución del fraude fiscal sea todo lo eficaz que debería. Porque de personal bien cualificado y bien formado se dispone, pero se le maltrata sin parar y se le echa a los leones de los contribuyentes, mientras ellos se dedican a poner la mano confortablemente sentados y calentitos en sus despachos.

    Salud, yo no sería muy optimista, pero también puedo equivocarme.

    fdo. periclex

  • Paco1938  On 17/02/2011 at 20:36

    Mack

    Eres un crak, lo del cojo me ha descojonado, pero la transformación que haces de ese,
    Chascarrillo es genial,
    Salud amigo.

  • escéptico  On 17/02/2011 at 23:29

    La letra que acabo de leer me recuerda la música que oí en el primer gobierno González, durante el que los inspectores de trabajo se iban a partir el lomo inspeccionando industrias a porrillo. No recuerdo que su ingente tarea hiciera ruido alguno. Pero sean bien venidas tan sanas intenciones, se cumplan o no.

  • Malatesta  On 18/02/2011 at 12:05

    !Joer Mack!, no sabia yo que tenias un bló, cacho perro.
    Me vas a perdonar, pero el chiste es tan viejo que con el se ligo mi agüelo a mi agüela. Aunque quede bien como introduccion al tema.
    Como seguramente observaras, escribo sin tildes por mor del mardito virus del ¨¨ de los cohones.
    Y hablando de cohones; ¿habra alguna vez la suficiente cantidad de ellos para meter mano a los hideputas que nos escamotean sus impuestos y encima nos vasilan?.
    Un abrazo, mostruo.

  • Marian Omaña de la Puerta  On 18/02/2011 at 17:33

    Antoñito querido, yo tambien te envio un montón de besos.
    Me ha gustado que me adoptes como tita. Imposible tener un sobrino mas guapo. Mi niño grandote, te prometo que al próximo “oh menage” que haya en Madrid no faltaré. ya que
    yo tambien te echo de menos y mucho me gustaria verte.

    Han comenzsdo las chirigotas como preludio de los carnavales de Cádiz y te recuerdo cada vez que oigo una.
    Un beso graaaaaaaande.

    Pericles, me encantaria que te equivoques, aunque soy bastante exceptica yo tambien. Los Grandes, en capitales ¡claro!, no como personas, siempre se escapan en este cochino mundo tan desigual.
    Salud

  • rafalalba  On 18/02/2011 at 20:21

    Yo conocía el chiste así: Cuando sale el toro, todos preocupados por el cojo gritan: ¡el cojo, el cojo!. Entonces el cojo se gira hacía los de la banca, la Unión Europea, EEUU y su puta madre y exclama: ¡Joder, dejarle que elija, nooooo!

  • Santiago(Proust)  On 19/02/2011 at 14:09

    Muy bueno, Mack.
    A mí no me extraña que un toro, con una inteligencia instintiva superior a quienes lo dirigen, haga sangre en cuantos indefensos zapirrastrones se crucen en su campo visual.
    Lo insólito es que aquellos sean menos racionales que el propio toro.
    Otro de los fallos, que apunta pericles en el sistema impositivo, ocurre también en el sistema productivo. En todas las empresas, quienes hacen posible el funcionamiento, cobran menos de lo justo para que los beneficios sean repartidos entre los mandos, o comerciales, o como se diga.
    Habemos más cojos de lo que nos habíamos imaginado. Y al toro no sirve detenerlo con la muleta (bastón inglés).
    Un saludo a todos los amigos que veo por aquí y a Luna lo de siempre.

  • Marian Omaña de la Puerta  On 20/02/2011 at 20:04

    Querido Proust. Yo tambien como siempre te mando un besazo.
    Luna

  • Rafa  On 21/02/2011 at 10:10

    Hola Mack:
    Tampoco estaría mal como final de la historieta, que el cojo se aliara con el toro para dirigir su puntería hacia el que tiene el “culo ” mas gordo.
    Claro que entonces le llamarían chivato.
    Cuantos de Ustedes/vosotros no conoce algún “culo gordo”, que ademas corre que se las pela.
    Y encima tienen la desfachatez de explicarlo, todo ufanos con la cervecita en la mano.
    Aunque los que realmente evaden grandes cantidades esos no se chulean.
    Disfrutad/emos de la mañana faltaría mas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: