El Problema


Levante-EMV 14/01/2012

Hace unos días, hablando con Victor, un compañero, sobre los posibles recortes que tal vez lleve a cabo el nuevo presidente, Sr. Rajoy, sobre los sueldos ya recortados de los funcionarios públicos y sobre los problemas generados en nuestra comunidad autónoma por la última y desastrosa burbuja inmobiliaria y de la construcción, lanzó, retóricamente, esta pregunta: ¿y quién se acordaba entonces de los sufridos funcionarios cuando obreros no cualificados ganaban 3.000 euros en cualquier fábrica o empresa de construcción y los empresarios se forraban y vivían en la abundancia mientras ellos subsistían con sus mileuristas sueldos?

El problema no es que autónomos y empresarios se forrasen o no, que lo hacían. El problema real, y que ahora estamos viviendo con su mayor virulencia, es que los jóvenes de aquellos años abandonaban prematuramente los institutos en busca de esos salarios “fáciles” de 3.000 euros. El problema es que de esos 3.000 € que cobraban sólo tributaban al fisco por el 35 % de los mismos y el resto lo completaban con sobres con dinero opaco y con la realización de innumerables horas extras. El problema es que como estos jóvenes ganaban esos “generosos” sueldos se compraron un piso de 300.000 €. El problema es que las entidades bancarias les otorgaban hipotecas sobre esos pisos que excedían en un 20% el valor, ya de por sí desmesurado, de los mismos y que con el dinero excedente de la hipoteca se compraban un coche de gama media alta valorado en algo más de 30.000 € e incluso algunos aprovechaban el excedente de la hipoteca para hacer un viaje “todo incluido” al Caribe.

El problema es que una vez se pinchó la burbuja, esos mismos jóvenes con baja  o nula preparación desembocaron en las filas del paro. El problema es que como habían estado cotizando sólo una pequeña parte del salario que cobraban, el importe a percibir correspondiente al subsidio de desempleo supera escasamente los 600 €. El problema es que ahora que tienen que hacer frente a pagos de 1.000€ de hipoteca más otros 600€ del crédito del coche, sólo disponen de unos miserables 600 € y han de echar mano (quien pueda) de la ayuda de la familia. El problema es que aquel piso valorado en 300.000 € y aquel coche de 30.000 € ahora no valen más que 180.000 € y 11.000 € respectivamente por lo que la venta de estos, de llevarse a cabo, tampoco soluciona el problema.

El problema es que esta juventud avocada a la fuerza al desempleo se encuentra a sus veintitantos años que no tienen ni oficio ni beneficio y mucho menos disponen de una educación y una formación que les permita encontrar algún puesto de trabajo cualificado y con una remuneración adecuada que les permita reintegrarse en el mundo laboral.

El problema es que muchos de aquellos autónomos y empresarios que vivían montados a caballo del Euro fácil mientras ganaban dinero a espuertas y, como la mayoría de negocios se realizaba en dinero negro (según el sindicato GESTHA la economía sumergida mueve el equivalente al 24% del P.I.B.), no cotizaban por lo que realmente debían cotizar. El problema es que toda esta banda se habían acostumbrado a que el dinero les entrara a chorro y cuando dejó de entrar culparon de ello a Zapatero y enviaron a toda aquella mano de obra no cualificada a engrosar las filas del paro para que se hiciese cargo de su mantenimiento el papá Estado, aquel al que le habían negado el pan en forma de impuestos.

El problema es que cuando la economía va bien nadie se acuerda de los funcionarios, cuya labor sostiene el funcionamiento del país y que únicamente ven incrementado su salario en lo que establezca el gobierno de turno en la Ley General de Presupuestos y siempre por debajo del incremento real de los precios, el IPC. Ahora cuando todo va mal, los funcionarios son unos privilegiados que tienen trabajo y sueldo fijo y se merecen que les recorten sus, ya de por sí, bajos salarios y que les congelen todos los años las subidas salariales mientras el IPC sigue en su camino ascendente.

El problema es que cuando el Sr. Rodríguez Zapatero recortó en una media del 5% el salario de los más de 3 millones de funcionarios no solo afectó a sus ya escuálidos bolsillos sino que sacó de circulación 6.500 millones de euros que se han dejado de destinar al consumo ayudando, con ello, a agravar la situación general.

  El problema es que durante los años de bonanza económica los salarios de la función pública se incrementaron siempre por debajo del IPC. El problema es que sueldos de 150.000 pts que hace 15 años eran adecuados ahora son salarios mieluristas. El problema es que hace 15 años una barra de pan costaba 40 pesetas (0.24 €) y ahora cuesta 0.90 € (150 pts) o sea un 275 % más que entonces. Es más, según un informe de la OCU, desde la entrada del Euro los salarios han subido un 14% mientras que los precios subieron un 48%.

Veamos ahora ¿Cuál es el problema?

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comentarios

  • mayone  On 26/12/2011 at 19:55

    Siempre tiene que haber un malo en la película y los funcionarios, envidiados por todos, por tener un empleo fijo, y vilipendiados por ser unos privilegiados, por los que no lo son tanto, son para este gobierno que nos ha tocado en ‘suerte’ el protagonista ideal.
    Sabe que la mayoría no va a protestar y piensa que los funcionarios ya se comportaron bien la 1ª vez y a lo mejor ésta, no formaran tampoco mucho ruido. En cualquier caso, Rajoy jugó bien su baza, apostó por los pensionistas y estos son bastantes más que los funcionarios.
    Por mucho que algunos no lleguen a la 2ª legislatura, para votarle, siempre contará con un buen Nº que recuerde este gesto y no piense en otra cosa. Las personas son mucho más simples, de lo que se piensa.
    El problema es, que nadie quiere reconocer las causas del PROBLEMA

  • Marian Omaña de la Puerta  On 26/12/2011 at 20:49

    Has expuesto maravillosamente el problema, exacto punto por punto.
    Mientras la mayoria de los funcionarios y pensionistas cobrábamos 1.000 euros. los autónomos sin calificar, me cobraron por hacerme una ventana 3.000 euros, literal, no te engaño. Hubo un tornado y se llevó mi ventana, el arreglo me costó tres meses de mi sueldo (pensión ahora).

    Lo conté en el blog de Saco, no se si lo recuerdas.
    Pero ellos se consideran “obreros” y teniámos que callarnos los de izdas.
    Por otro lado estaban los ladrones de siempre “emprendedores” se les llama ahora, esos, eran millones y millones lo que se afanaban.

    De la burbuja inmobiliaria tienen tanta culpa los del PP como los del PSOE, ésto hay que reconocerlo, ya que estos últimos debieron cortarlo cuando llegaron al poder y por desgracia no fué así.

    Mientras, seguimos pagando los de siempre. Los de los l.000 euros.
    Los altos funcionarios aunque les rebajen el sueldo siguen con sueldazos, esos no me dan ninguna pena si se les recorta.

    Un abrazo
    Marian

  • rafa  On 27/12/2011 at 19:42

    Sabido es que los funcionarios son cucarachas (kafkianas), seres mezquinos que solo buscan la seguridad donde revolcarse. Así las cosas, nos quieren hacer creer que alimentando a tiburones, pirañas, buitres y hienas …..al fin ellos crearán trabajo (también para las cucarachas, dicen) y nos sacaran de la crisis. De paso ya no hay derecha e izquierda, sino funcionarios y honrados trabajadores emprendedores. Ya está. Saludos.

  • Octavio Traver  On 27/12/2011 at 19:47

    Creo entender que el comentario anterior es completamente irónico.

  • rafa  On 27/12/2011 at 20:04

    Correcto. Si no se entiende así pido disculpas.

  • Octavio Traver  On 27/12/2011 at 20:09

    Hace ya tiempo, de cuando los blogs admitían etiquetas *, cogí la costumbre de etiquetar los comentarios irónicos anteponiendo esta etiqueta, que no tiene ningún efecto en el texto, antes del mismo [Ironic_Mode=ON] [Ironic_Mode=OFF]
    Tu comentario, Rafa, quedaría tal que así:
    [Ironic_Mode=ON]Sabido es que los funcionarios son cucarachas (kafkianas), seres mezquinos que solo buscan la seguridad donde revolcarse. [Ironic_Mode=OFF]

    * Se usaban etiquetas como [B] para poner en negrita y [/B] para quitarla.

  • Octavio Traver  On 27/12/2011 at 20:16

    Es que los comentarios escritos mediante texto queda demasiado formal, demasiado serio y no se da a dobles sentidos, no cuenta con la ventaja que da el lenguaje corporal en una conversación hablada

    También uso algunas veces el emoticono* de guiñar un ojo, al final del texto escrito sarcástica o irónicamente que se consigue tecleando Punto y coma + guión + cierre paréntesis
    Y quedaría así.
    Sabido es que los funcionarios son cucarachas (kafkianas), seres mezquinos que solo buscan la seguridad donde revolcarse. 😉

    * Un emoticono es una secuencia de caracteres ASCII que, en un principio, representaba una cara humana y expresaba una emoción y que se pueden leer ladeando la cabeza 90º a la izquierda.
    🙂 Sonreír
    😉 Guiñar un ojo
    >-| Enfadado
    😕 Dubitativo
    😀 Reir

    X-D Carcajada

    X-DDD Descojone

    :-)=== Caer la baba
    Más información y una gran colección de los mismos en http://es.wikipedia.org/wiki/Emoticono

  • rafa  On 27/12/2011 at 20:19

    Lo tendré en cuenta. No tengo ni idea de estas cosas. Por cierto el escrito origen de los comentarios me parece muy acertado.

  • Octavio Traver  On 27/12/2011 at 20:21

    Pues éste texto y todos los que cuelgan en este blog sí que son míos. Los que envío por correo normalmente siempre pongo el autor y el enlace de donde lo saqué.

  • Víctor Guinot  On 27/12/2011 at 20:44

    Donat que vaig ser jo amb qui parlaves, no puc donar més veracitat a l’assumpte i a aquest article. Si a Espanya es perseguira el que fa de veres falta, el frau fiscal, estaríem parlant de que ingressaríem 240 mil milions d’euros més (que és ara el frau fiscal que es pensa que hi ha, aproximadament el 24% del PIB), i no caldria acomiadar funcionaris (com pretèn la CEOE), ni fer retallades, ni res de res.

    Una abraçada.

  • Octavio Traver  On 27/12/2011 at 20:48

    No sé si t’hauràs fixat, Victor, però el teu nom conté un enllaç al teu perfil de FB.
    Si et molesta el llevo immediatament.

  • Octavio Traver  On 31/12/2011 at 19:01

    De mi amigo La Repú.

    Disculpa la utilización de un idioma tan médico, siempre bajo la óptica del enfermo, como bien sabes, lo soy. Lamentablemente, los últimos años, he sido, y sigo siendo, paciente. No tengo ni idea de economía, pero de medicina, cada año se más.

    Como todas las enfermedades, no hay una sola causa y hay que ir probando diferentes medicinas e ir evaluando los resultados de posibles daños y beneficios obtenidos. Después hay que descubrir las posibles causas y destinar la medicación oportuna, para esos posibles daños. Hoy en día, nadie pone en duda, el origen financiero de la crisis internacional.

    En España, además de la crisis financiera, se ha visto incrementada por la crisis del Paro, que arrastra a una disminución de los Ingresos y por lo tanto arrastra al consumo.

    Yo, como bien sabes, no tengo ni idea de economía. Pero si he tenido responsabilidades de dirección en varias empresas y siempre he atajado todo tipo de problemas con el diálogo, colegiadamente y si nos hemos equivocado en una decisión, poder tomar otras medidas correctoras, ante el nuevo error.

    Nunca me ha gustado, reunir el equipo y decirles, que por imposición del Consejo de Administración y los Accionistas, hay que hacer este tema o este otro. Siempre he intentado ir por delante de los problemas y ser nosotros, los que estábamos en la fábrica y veíamos los problemas que íbamos a soportar los que proponíamos soluciones.

    Creo que España, está actuando como un loco, que esta presintiendo su ahogamiento. Lanza manos hacia todos los sitios y cada vez se hunde más.

    Parece ser que desde los distintos estamentos económicos –políticos, se ha adoptado una praxis parecido a la medicina de Urgencias. Primero estabilizar al enfermo. Una vez estabilizado, realizar los diferentes análisis y estudios para dictaminar el origen y la cantidad de organismo afectado. Una vez que se han realizado esta pruebas hay que determinar que medicinas y que dosis son las necesarias para sanar al enfermo. Claro que la medicina no se detiene a mirar si hay tiempo y solución.

    Así los que mandan, han impuesto un régimen, difícil de asimilar para un anémico. Adelgazar al Estado, culpabilizar a los funcionarios, privatizar y mal vender las joyas del Estado, disminuir el consumo y por lo tanto aumentar el paro.

    Yo creo que mientras en España exista el sobre stock de ladrillos, es muy difícil que el país pueda consumir. Muchas veces no nos damos cuenta, la cantidad de sectores que trata la construcción. Para ponerte un ejemplo sencillo. ¿ Cuantas puertas hay infrautilizadas, si hay 1 millón de casas sin vender ?. ¿Quien va a poner en una nave, para fabricar puertas?,¿ Quien va contratar a veinte operarios para fabricar puertas?, ¿Qué banco va a dar créditos para instalar nuevas máquinas para fabricar puertas ? . Como este caso, hay decenas de sectores que son afectados por la crisis de la construcción. Fabricantes de ventanas, fabricantes de muebles de cocina, fabricantes de electrodomésticos, empresas dedicadas a saneamientos, bombillas, a pequeños artilugios para tener electricidad en todas las habitaciones, televisión, Internet, etc, etc.

    Este sobre stock, produjo en un momento determinado, una bonanza económica, de la que todos somos culpables, los que no lo denunciamos y preferimos mirar a otro lado, los que sabiendo la verdad, la ocultaron, para no ser el último y que la crisis pillara a otro, los causantes y los especuladores, etc, etc,

    El otro día me sonreía cuando oía al Jefe del Estado de España, su familia es la propietaria del título y quien designa el futuro y próximo Jefe del Estado,:” la Justicia es igual para todos” . Me vino a la cabeza la idea de gritarle que ¡No!, ni la Justicia, ni la Educación, ni la Sanidad, ni la Crisis, ni nada de nada.

    Totalmente convencido de que la lucha de clases, continua. Es en estos momentos cuando pienso, en la cantidad de injusticias, a las que estamos sometidos. Ese mismo fabricante de puertas, que tenía la factoría, en un pueblo de la Provincia de Toledo, ha despedido a todo el personal, se ha llevado la maquinaria a China, ha defraudado a Hacienda, a estafado a la Seguridad Social, y lo más lamentable, ha dejado sin pagar varias mensualidades a los trabajadores, ha arruinado, en su huida, a varias empresas proveedoras, que a su vez han efectuado la misma estafa, como si fuera una terrible pirámide Ponzi. Los trabajadores, en su injusta situación, han dejado de pagar las hipotecas y no pueden hacer frente a los pagos que les requieren, la comunidad de vecinos, el agua, la corriente eléctrica, la manutención de su familia, la educación de sus hijos, y mal viven de una falsa caridad de su familia. Dando sablazos a sus amigos “funcionarios” y criticándoles, ya que a ellos no se les puede despedir, en vez de criticar a los verdaderos causantes de la Crisis. Es decir, criticamos a la enfermedad, pero no a los causantes de la enfermedad.

    Escribía Miguel Hernández :
    Que salga del corazón
    de los hombres jornaleros,
    que antes de ser hombres son
    y han sido niños yunteros.

    Un fuerte abrazo de La Repú.

  • mayone  On 19/01/2012 at 01:55

    Un comentario muy acertado el de La Repú. Me parece que la lucha no se va a acabar nunca. Siempre hay quien utiliza trucos, fuerza y malas artes para llevárselo todo, sin dar una parte a nadie.

    Por supuesto que queda bien que el Rey diga que la justicia es igual para todos, pero es un ‘todos’ excluyente. Muchos no tienen las mismas armas, influencias y amigos que él, y otros prominentes tienen, tampoco parece que les importe mucho, a los que se consideran por encima de los demás.

    Miguel Hernández y otros lucharon hasta que les silenció el fascismo, están siempre en el recuerdo, no retroceder es nuestro deber, por los que lucharon contra la injusticia y soñaron con un mundo mejor para todos.

  • Rafel  On 28/01/2012 at 22:06

    Mack, para que no haya dudas, yo firmo Rafel
    Disfrutad/emos de la noche

  • Ion Koldo  On 17/02/2012 at 14:00

    Excelente radiografía compañero Octavio.
    Además de lo citado habría que añadir que los trabajadores ya no se identifican como clase trabajadora, después de probar las migas del manjar, piensan muchos, que lo de currelos no va con ellos y se ven reflejados en los axiomas elitistas neoliberales como meta a alcanzar y, votan en consecuencia. Muchos hay, demasiados, que defienden a ultranza los postulados más rancios de la derecha sin pudor, no entendiendo, que ellos son, y serán siempre las victimas naturales de esas políticas diseñadas para beneficiar a las élite económicas, al gran capital, que sin duda alguna, no cuenta con ellos mas que como elementos desestabilizadores de la sociedad del bienestar.
    Interesante al respecto es el libro editado por el profesor de la Universidad de Roma, Raffaele Simone titulado “El Monstruo Amable”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: