No es por agobiar, pero.


Hace unos días colgué este post en Facebook aprovechando una coletilla que el amigo Santiago Escuder utiliza frecuentemente. Siempre comienza por un “No es por agobiar, pero…” y termina con un “ Y sí, sí que era por agobiar.” Así es que con su permiso, yo voy a usarla en esta ocasión.

No es por agobiar, pero…
En el pasado Debate sobre el Estado de la Nación el presidente del gobierno nos mostró una España, que por lo que parece, solo ve él y sus palmeros. Según lo que nos relató, en España, desde unos meses atrás volvemos a atar los perros con longanizas, los cajeros automáticos te sueltan dinero sin necesidad de tarjeta y el que no trabaja es porque no quiere. Pero la realidad económica es bien distinta.

Rajoy se‪ encontró al inicio de la legislatura con una deuda pública de alrededor de 750.000 millones de €uros.

Sin llevarlo en su programa, sometió a la población a terribles recortes en todos los pilares básicos del estado del bienestar: Educación, Sanidad, Dependencia; congeló el salario de los funcionarios, les suprimió una paga, aprobó la terrible Reforma Laboral acabando de un plumazo con la negociación colectiva, facilitando y abaratando el despido, incrementando la dualidad en la contratación que llevó como consecuencia que el 90% de los nuevos contratos sean temporales y a tiempo parcial, reduciendo de facto los salarios de todos los trabajadores. También incrementó el IVA desde un 18 % que lo dejó Zapatero tras subirlo desde el 16%, hasta un 21%, subiendo el IVA de productos de primera necesidad y la cultura desde el reducido hasta el máximo. Se ve que no recordaba la campaña que él mismo apadrinó “NO MAS IVA” junto a la lideresa Esperanza Aguirre. Subió las retenciones del IRPF, impuso las tasas en la justicia, subió las tasas universitarias, rebajó las becas, congeló las pensiones (aunque subió un pírrico 0,25 a las más bajas) impuso el copago farmacéutico, quitó la sanidad gratuita a decenas de miles de inmigrantes, redujo o suprimió los pagos a los dependientes, etc. etc. etc.Recetas de austeridad dura, muy dura. Austeridad sin límite llevada a sus últimas consecuencias.

Cabría pensar que todos estos sacrificios habrían servido para algo per parece sre que no.

Al acabar el 2014 la deuda en lugar de haberse reducido, se había incrmentando por encima de un BILLÓN de euros. 250.000 millones de Euros más que cuando Rajoy cogió las riendas del país. Es cierto que para el "NO RESCATE" que dice #Rajoy que no tuvimos, nos prestaron unos 100.000 millones, pero aún así la deuda se ha incrementado en otros 150.000 millones. whats

Y todavía falta añadir que de la hucha de la Seguridad Social, que Zapatero dejó con más de 67.000 millones de €, Rajoy ha retirado 15.000 millones anuales.

¿cómo es eso posible? ¿como es posible que tras 3 años de recortes la deuda no solo no haya bajado, sino que ha aumentado un 33%?

Si las cuentas no me fallan, con la deuda actual, a cada españolito nos queda una deuda de algo más de 22.000€ por lo que una familia media española debe algo más de 75.000 euros. Y dado que esa elevadísima deuda sigue generando intereses esa cantidad no para de subir.

Y yo me pregunto ¿Tantos sacrificios para qué? ¿dónde está la recuperación que nos están vendiendo?

Y como también dice Santiago, sí que era por agobiar…

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: